31 ago. 2009

Reseña de álbum: Invisible Touch (1986) de Genesis.



- Mike Rutheford; guitarras y bajo.
- Tony Banks; teclados.
- Phil Collins; batería, percusión y voz.

Track List:

1. Invisible Touch (3:26).
2. Tonight, Tonight, Tonight (8:50).
3. Land Of Confusion (4:44).
4. In Too Deep (4:57).
5. Anything She Does (5:13).
6. Domino; Pt. 1 In The Glow Of The Night, Pt. 2 The Last Domino (10:41).
7. Throwing It All Away (3:48).
8. The Brazilian (4:49).


Tras la salida de Peter Gabriel de la banda y la arremetedora imagen de Phil Collins como nuevo líder del grupo, Genesis fue acercándose paulatinamente a un sonido Pop estilizado y sin pérdida total de la corriente progresiva originaria. Motivados por el movimiento de los ochenta, plasmado de agrupaciones que buscaban consolidarse en corrientes dispersas y muy ajenas unas con otras, Genesis logró concentrar en su música un talante unidireccional en pos de adecuarse a los estatutos presentes en la industria de ese entonces.

La nueva veta de Genesis haría que generaciones más precoces se acercaran a la banda; los seguidores fundacionales, en cambio, se fragmentarían en los que respetaban y degustaban del innovador sonido y los que no sentían que lo realizado por el grupo se adecuaba a su origen. En una u otra posición, Invisible Touch sería un ejemplo de qué tan bien se había asimilado la música de Genesis en el medio y cómo Collins manejaría la escena de una manera más moderna y competente con la década.

Invisible Touch, decimotercer disco de estudio de la banda, sería la cúspide de la actualización de su género. El éxito, único en toda su historia musical, sería avasallador. En efecto, de todos sus álbumes es el que logró más singles (cinco), ubicándose entre los tres mejores de la lista Billboard de 1986.

Con un track list de 8 composiciones, Invisible Touch se divide entre los temas más largos, propios de la esencia anterior al álbum, y temas concisos y ajustados a un marco propiamente comercial. Así, el sonido resultante sería una suerte de congenio que interpelaría a la aceptación general. Logrado casi a cabalidad, la acogida posicionaría al álbum como uno de los más mixtos y recordados de la banda. Generador de emociones múltiples, Invisible Touch catapultaría a Genesis a la masividad, no sólo en términos de ventas sino también en moldear un potente estilo comprometido con el gusto colectivo.

La partida del álbum está a cargo del tema que da nombre al disco; con baterías con aire positivo, un bajo marcado y arreglos en sintetizador, Invisible Touch lleva consigo la tónica existente en todas las canciones que le preceden. Abraza un sonido que abre camino a una nueva faceta de Genesis, un tanto menos seria y carente de una lírica en sumo conceptual. Luego, para tranquilizar un poco los decibeles y la rítmica eufórica de Invisible Touch, suena como segundo track Tonight, Tonight, Tonight, un tema de más de 8 minutos que posee lapsos puramente instrumentales mezclando batería eléctrica y teclados sostenidos. Con arremetidas aleatorias de la voz de Collins, Tonight, Tonight, Tonight es quizá lo que más se asemeja a la corriente histórica del grupo, pero con guitarras haciendo sólo lo necesario y sin presentar un virtuosismo de gran magnitud.


Land Of Confusion, tercer corte, es un tema que se desliga de los demás por la esfera política y crítica que posee. Las letras, a cargo de Mike Rutherford – guitarrista de la banda – versan sobre los extraños y paradójicamente indecisos años de la Guerra Fría, donde actores sociales como Reagan son analizados irónica y vehementemente. La cinta de la canción lograría un Grammy como mejor video musical y competería en MTV como mejor video del año, cayendo frente a Sledgehammer de Peter Gabriel. Lo interesante del suceso es la inclusión de Genesis a la escena social, sin desmerecer el poder interpretativo del tema, pues no se había denotado antes un interés tan gráfico por evidenciar el descontento presente alrededor del globo por el manejo fútil de los problemas que aquejaban a los países presentes en el conflicto. La aparición de personajes relevantes culturalmente y retratados de manera burlesca como marionetas es simplemente notable.




Genesis - Land Of Confusion (official clip).

Luego aparecen como tracks 4 y 5 In Too Deep y Anything She Does respectivamente, mostrando la irrefutable condición Pop del grupo. La diferencia entre uno y otro tema radicaría principalmente en el carisma romántico de In Too Deep y la atmósfera de empatía de Anything She Does. Como arreglos musicales no destacan en demasía, pero sí representan muy bien lo ya mencionado, en el sentido de la nueva cara artística de Genesis y su desinterés por mantenerse estáticos frente a la magna carrera de grupo Progresivo.

Domino, con dos partes sucesivas, Pt. 1 In The Glow Of The Night y Pt. 2 The Last Domino, se revela frente a la línea representativa del disco y emerge como una composición con matices absolutamente anteriores a Invisible Touch. La fuerza vocal de Phil Collins se mezcla sabiamente con el aura envolvente del teclado sintetizado, mientras que las baterías van forjando la pauta para los cambios melódicos, sobre todo en la Pt. 2 del tema. Mucha rítmica intercalada y superposiciones ambientales potencian un fulgor propio de una canción que da concepción a la raíz histórica de Genesis, haciendo rememorar en algún sentido a The Lamb Lies Down On Brodway de 1974.






Genesis - Domino Pt.1 y 2 (live at the Wembley Stadium 1987).

Finalizando el disco encontramos Throwing It All Away y The Brazilian, dos canciones muy distintas entre sí al ser la segunda puramente instrumental. Throwing It All Away comienza y termina con una guitarra amable y apaciguadora que nos comunica, junto con la letra, un mensaje de libertad frente a lo que nos abruma, exponiendo una suerte de bello tedio que llama a dejar todo de lado y preocuparse por lo que realmente importa, con coros significativos que dejan en transparencia este mensaje. The Brazilian, por otro lado, amplía el concepto de fusión en Genesis y deja una brecha abierta para lo que vendría posteriormente en la carrera de la banda. Con un acorde memorable y una percusión más que importante, The Brazilian evidencia aún más que Genesis, una de las agrupaciones más influyentes de todos los tiempos, contiene en sí un aspecto único y una calidad interpretativa inexorable.






2 comentarios:

Javier A. Grau J. dijo...

http://rapidshare.com/files/116170559/Genesis_-_Invisible_touch.rar

Contraseña: esantafe

nicol dijo...

Hola.
Disculpa que te escriba como un comentario...
Queria ofrecerte la posibilidad de intercambiar enlaces con tu blog
Si te interesa puedes puedes poner un enlace en COCHES DE OCASION Esta abajo de todo PON TU ENLACE que está abajo del todo)
Muchas Gracias por tu tiempo...
Un saludo.